Tags

, ,

Ayer vino a mi casa un evangelista – pero él no tenía el evangelio. El vino con algo que parecía una Biblia, pero era una Biblia cambiada. El tenía una Biblia que su iglesia había cambiado – La Traducción Del Nuevo Mundo. Como muchos falsos profetas, el no creía que Jesucristo era Dios verdadero. Hablaba del conocimiento de Dios, pero él no conocía al Dios verdadero, porque estaba equivocado sobre Jesucristo.
El era parte de la iglesia de los Testigos de Jehová. Ellos son muy áctivos como evangelistas. Ellos les asombran a los evangélicos que no están listos con todos los versículos que han memorizado, y tratan de confundirles con muchas cosas que no son importantes. Les hablan de fiestas, de un cielo y un infierno diferente. Pero la cosa más importante es esto – ¿Quién es Jesucristo?
Su literatura que se llama La Atalaya habla de Jesucristo como una creación de Dios. Dijo que sí era Hijo de Dios, pero también así Adán era Hijo de Dios.
Muchas veces, ellos confunden los cristianos, y les causan dudar. Pero no tenemos que dudar. Cuando decimos “Jesús es Dios verdadero,” no estamos equivocados. Vamos a buscar dos historias bíblicas para contestar la pregunta “¿Quien es Jesús?”

La Tentación de Jesucristo

Jesucristo es el ejemplo perfecto. En todo esto, Jesús no pecó. Cuando el diablo lo tentaba, el siempre respondió con respuestas de la Biblia. Y nosotros podemos hacerlo también.
¿Que hizo Jesús cuando el diablo quería que Jesús lo adorara? El respondió que solo hay uno quien debemos adorar y servir. ¿Quién es? Dios, nada más. Solo adoremos y nos postramos ante Dios. No adoramos el diablo, ni un espíritu, ni un hombre bueno. Adoramos a Dios, nada más.

Jesús andaba por el agua

En esta historia, Jesús andaba por el agua con Pedro. Pedro empezó a dudar, pero Jesús lo salvó y después calmó la tormenta. Despues de haber visto eso, ¿que hicieron los discípulos? Lo adoraron.
¿Qué mostró Jesús en este historia? ¿Qué tipo de poder tiene Jesús?
El tiene poder sobre este mundo. No solo es un hombre bueno. El es más que un profeta. No solo hablaba de Dios. El es Dios. Y por eso, no necesitamos más. No necesitamos otros profetas con otros evangelios. Conocemos Jesucristo, quien es Dios verdadero.
Cuando Pablo empezó a caer en el agua, ¿Qué le dijo Jesús? “¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” No hay que dudar. Confiamos en Jesucristo, y el si puede porque él es todopoderoso.
¿Qué hicieron los discípulos después de que Jesús había caminado sobre el agua? Le adoraron y le dijeron: “Verdaderamente eres Hijo de Dios.” Los que encuentran a Jesús encuentran a Dios, y por eso le adoran.
Solo Jehová es digno de nuestro adoración. No debemos adorar a los otros. Pero los discípulos adoraron a Jesucristo, porque Jesús es digno de nuestro adoración. ¿Qué muestra esto sobre Jesús? Nos enseña que Jesús es Dios verdadero. Solo Jehová es digno de adoración, Jesús es digno de adoración, y por eso aprendemos que Jesús es Jehová y es Dios verdadero.
Y esto no es el único pasaje en que ellos adoraron a Jesús. ¿Conocen ustedes la historia de los reyes magos? Ellos vinieron a ver al niño Jesús y a ofrecerle regalos. Pero también hicieron otra cosa. Ellos vinieron a adorarlo. Después de haber sanado a un ciego, el ciego lo adoró también. Y después de la resurrección de Jesús, cuando él les mostró su poder sobre la muerte, los discípulos lo adoraron. Muchísimas veces recibió Jesús la adoración del hombre. La Biblia dice que debemos adorar solo a Dios. El solo es digno de recibir nuestras alabanzas. ¿Y que dicen todas estas historias de Jesús? Que él es digno de recibir alabanza. Que él es Dios verdadero. Y como el salvó a Pedro en el mar, él nos puede salvar por fe en su nombre.

*A veces es muy dificil hablar con los testigos de Jehova porque quieren buscar pasajas en sus Biblias, las cuales son cambiadas.  Hay otros metodos para compartirles el evangelico.  Seria necesario buscar pasajes del Antiguo Testamento que hablan de Jehova y mostrarles los lugares en que el Nuevo Testamento aplica estos pasajes a Jesucristo.  No es facil testificar a un testigo, pero son seres humanos con almas que necesitan a Jesucristo.  Por eso, hagamos lo que sea necesario para su salvación.